Menú

NOTICIAS

SEMANA TAURINA PACENSE

TRIBUNA DE OPINIÓN

ENTREVISTAS

PREGÓN TAURINO CIUDAD DE BADAJOZ

TROFEOS TAURINOS

FERIAS TAURINAS

TAUROMAQUIAS EXTREMEÑAS

TERTULIAS TAURINAS

ECUEXTRE. FERIA DEL CABALLO Y FERIA DEL TORO

FOTOGALERÍA

FOTO DEL MES

Inicio de sesión

Quién está en línea

Actualmente hay 0 usuarios y 0 invitados en línea.

Usuarios nuevos

  • Joaquim Ribeiro
  • Topete
  • ANTONIO RUIZ
  • burguiyo
  • MARGARIDA

Sindicar

Distribuir contenido

Carlos María

Carlos María Retamares, de Badajoz. Vive en el popular barrio pacense de San Roque, donde nació un 22 de Julio del año 1992, que como tantos niños de la época actual se aficiono a ver la televisión a partir de los tres años, pero muy pronto supo seleccionar su programa favorito, "los toros", nos dice con rotundidad.

"Mi rama materna es muy aficionada a los toros, y cada vez que la tele ofrecía algo taurino se veía en casa. De ahí que me enganchara yo a éstos programas con curiosidad primero e interés después y con pasión más tarde, una pasión que se fue incrementando en mí a partir de los nueve años en que mi abuelo Ricardo me llevó por primera vez a una plaza de toros", matiza. Se queda pensativo para extraer aquella tarde, en la que "hicieron el paseíllo José Ortega Cano, Juan Serrano "Finito de Córdoba" y "Pedrito de Portugal"...

"Aquello me impresionó, me impactó tanto que a partir de esa tarde comencé a pretender convencer a mis padres mis deseos de apuntarme a la Escuela Taurina de Badajoz, de la que me hablaban muy bien chavales mayor que yo y de ilusiones más avanzadas en éste sentido, de querer ser torero". No dejó pronunciarme. Me atajó afirmando: "si ya se que eso de llegar a ser torero es casi imposible, y el llegar a ser figura un milagro, pero la fe en uno mismo mueve montañas, y yo voy a intentarlo empezando por convencer a mis padres".

"Dos años me costó que accedieran apuntarme a la Escuela del Patronato de Tauromaquia de la Diputación Provincial de Badajoz, en la que ingresé en el mes de Junio del año 2004. En ella, y hasta hoy, año 2009, he aprendido lo básico, estoy empezando a perfeccionar la técnica y aprendiendo a madurar mi idea personal de querer ser torero" - afirma con rotundidad-.

"De momento, lo que más me gusta es el compañerismo existete entre nosotros los alumnos. En ella he aprendido a realizarme como hombre, a respetar a los demás, a rehuir de las fiestas con los amigos, del alcohol y del tabaco, en aras al objetivo que me he marcado: el de querer ser torero, bueno o menos bueno, eso está por ver".

Carlos María es tan sincero que confiesa que a su padre no le gustan los toros. "Lo estoy convenciendo, pero a mi madre sí, por lo que no tendrá más remedio que empezar a gustarle", - afirma con cierta gracia-.

Carlos María nos dice que se presentó en público un 26 de agosto del año 2007 en Valverde de Leganés (Badajoz), "donde lidié mi primer becerro. El novillo para mí salió complicado, y aún así le corté una oreja, la siguiente actuación la experimenté en Albas de Torme (Salamanca) donde fui premiado con otra oreja del becerro que me tocó en suerte".

Se queda pensando y recuerda que al año siguiente, 23 de Marzo del año 2008, hizo el paseíllo en La Garrovilla (Badajoz), pero asegura que su mejor tarde de todas fue en la Plaza de Toros de Almendralejo, un 15 de agosto de ese mismo año que "aunque no corté orejas, marcó en mí de alguna manera moral, la satisfacción personal de lo que hice para llegar a ser torero. Para eso, la trayectoria es muy larga, pero con tardes como éstas, pienso que lo puedo alcanzar".

También asegura que se fija en todos los toreros que ve, pero en especial, afirma, "en los que se asemejan al sentir que yo tengo del toreo, para así poder perfeccionar mejor el mío propio".

 

Fernando Masedo Torres

Periodista y escritor taurino

 

Distribuir contenido