Menú

NOTICIAS

SEMANA TAURINA PACENSE

TRIBUNA DE OPINIÓN

ENTREVISTAS

PREGÓN TAURINO CIUDAD DE BADAJOZ

TROFEOS TAURINOS

FERIAS TAURINAS

TAUROMAQUIAS EXTREMEÑAS

TERTULIAS TAURINAS

ECUEXTRE. FERIA DEL CABALLO Y FERIA DEL TORO

FOTOGALERÍA

FOTO DEL MES

Inicio de sesión

Quién está en línea

Actualmente hay 0 usuarios y 0 invitados en línea.

Usuarios nuevos

  • Joaquim Ribeiro
  • Topete
  • ANTONIO RUIZ
  • burguiyo
  • MARGARIDA

Sindicar

Distribuir contenido

Entrevista con Jaime Martínez

Con ésta nueva sección de Entrevistas, el Club Taurino Extremeño de Badajoz, pretende dar a conocer el perfil ilusionado de cada uno de los alumnnos inscritos en la Escuela del Patronato de Tauromaquia de la Diputación Provincial de Badajoz, donde fue transferida por aquél en el año 1996, tras haber sido creada en 1986 por el mismo, que dicho sea de paso acaba de cumplir 60 años de historia.

Comencemos pues por el alumno de la Escuela del Patronato de Tauromaquia de la Institución provincial de Badajoz, JAIME MARTÍNEZ MACÍAS nacido en ésta capital, donde fue atendido clínicamente los dos o tres primeros días en que comenzaba a brotar su vida, para ser trasladado a Jerez de los Caballeros (Badajoz), donde reside desde entonces.

Abrimos ésta primera página con Jaime Matínez, así se anuncia en los carteles, dos días antes de su presentación con picadores, precisamente en la Plaza de Toros de Jerez de los Caballeros donde se presentó el sábado de Gloria día 11 de abril de éste año del 2009, tras haber conseguido la licenciatura para ello de la Escuela del Patronato de Tauromaquia de la Institución pacense.

En el transcurso de la entrevista, Jaime se me antoja una persona reservada, callada y de muy buenas maneras. Sin embargo bajo éste anonimato quiero descubrir en él una calculadora por cabeza y una voluntad férrea en aras de una ambición. Consciente de ella desde sus 14 años en que se enteró de la apertura de la Escuela Taurina en Jerez de los Caballeros, diigida por Domingo Valderrama, donde se apuntó , "lamentablemente", nos dice, la escuela solo duró siete meses.

A partir de ahí, "mi ilusión de querer ser torero se acrecentaba por minuto, y me apunte a la Escuela del Patronato de Tauromaquia de Badajoz en el año 2004, donde mis conocimientos taurinos se fueron sumando hasta que el 25 de junio del año 2005, de la mano de los profesores de la Escuela Pacense, Luis Reina y Antonio Jiménez "Antoñete", me presenté en público, en la Plaza de Toros de Almendralejo". "Fui con un vestido grana y oro que le compré por 500 euros a Manolito Lario, que también fue alumno de la Escuela, que a su vez lo había adquirido a Ambel Posada, también formado en ella, hoy matador de toros destacado", matiza.

Aquella tarde, con el pensamiento puesto en ella, y seguramente escuchando aún los aplausos del público, dice que se enfrentó a un becerro de García de la Peña, al que le cortó las dos orejas y el rabo. Ese año, afirma hizo siete becerradas, seguida de 25 tardes en el 2006, incrementándose el número de actuaciones sucesivamente, ya con erales, hasta éste año en que "me presento con picadores en la Plaza de mi pueblo, Jerez, precisamente  con los compañeros de Escuela, Julio Parejo, y Emilio Martín".

Jaime valora muy positivamente su paso por la Escuela de Badajoz, "porque me ha enseñado a ser persona, a sentirme torero y a respetar a los demás".

Al debutar con picadores, según la normativa vigente de las Escuelas Federadas, el alumno ya sale de ella, "por lo que tengo que darlo todo en los ruedos para que alguien se fije en mi y dirija mi carrera profesional con el mejor acierto posible"."Pero ésto es muy difícil", señala el torero consciente de la realidad, para inmediatamente confesar que "bueno, en lo primero que tengo que pensar es en triunfar en mi debut con picadores y después vendrá lo que tenga que venir" , apostilla.

Al interesarme por el color del vestido que se va a poner esa tarde en Jerez, me dice, "eso es lo de menos, solo tengo tres vestidos de tercera mano, por lo que me  da igual ponerme uno que otro, lo que si te puedo asegurar que iré vestido de ilusión y oro".

Así hizo el paseillo Jaime Martínez, de "ilusión y oro", cubierto en un terno burdeos y otro desteñío, para enfrentarse a "Ranchero", un utrero negro marcado con el número 1, excelentemente presentado, de Ramón Sánchez Ybargüen, al que le cortó las dos orejas, tras brindárselo a los dirigentes de Escuela del Patronato de Tauromaquia, Nandi Masedo, Luis Reina y Antonio Jiménez "Antoñete".

Con el segundo utrero de su lote, del mismo hierro, y también con las defensas desarrolladas, marcado con el número 33 de nombre "Malacara", Jaime falló con la espada. Pero antes se había ganado ya la Puerta Grande por la que Jaime Martínez Macías, de Jerez, el nuestro salió a hombros de la plaza con las dos orejas de "Ranchero" en una mano y con la ilusión en la otra apoyada en su corazón.

 

Fernando Masedo Torres

Distribuir contenido